Espectáculo Informativo: Entrevista

ROMáN CHALBAUB: SEGUIRá LUCHANDO POR LA LIBERTA DE LOS CINEASTAS VENEZOLANOS

ÚN | Albinson Linares. Nueva York, 1980. El andén del subterráneo en la avenida 14 está atestado. Al fondo se ven las luces amarillas del tren que avanza a toda velocidad. De repente, un hombre le arranca el collar de perlas a una mujer alta y la empuja hacia las vías. Su rostro demudado, el pánico de la muerte antes de ser desmembrada, es una imagen aterradora que se queda para siempre en la memoria de Román Chalbaud: “Ese año me atracaron tres veces en el Village”, cuenta, y recuerda que siempre le han afectado las tragedias humanas, la violencia y el universo de la delincuencia. Esas grandes obsesiones registradas a lo largo de su carrera fílmica.

Este merideño es uno de los directores vivos más importantes del cine venezolano. Nacido en 1931, tiene 21 filmes en su carrera y decenas de montajes teatrales que lo convierten en un nombre insoslayable de la gran pantalla. En 1980 fue admitido en un curso de dirección con Lee Strasberg y fue el único alumno felicitado por el mítico maestro de actores como Paul Newman, Al Pacino, Marilyn Monroe, Jane Fonda, James Dean, Dustin Hoffman y Jack Nicholson, entre otros: “Cuando uno montaba la escena, Strasberg te la destruía; sorpresivamente, me tocó de primero y habló muy bien de mí. Compré unas jarras en el mercado y monté un acto de Yerma donde los actores jugaban con el agua recitando las palabras de García Lorca y quedó encantado”.

¿Cree que hay una recreación excesiva de situaciones violentas en el cine actual?

Toda la literatura está basada en la transgresión de la ley. Si lees a Dostoyevski, Shakespeare o Cervantes, todos transgreden las normas y eso es muy interesante para el lector de novelas o el observador del cine. Es un tema que apasiona mucho porque todos tenemos dentro al Dr. Jekyll y Mr. Hyde de manera que es evidente, pero todo depende del tratamiento porque hay obras que son sinceras y existe otra gente que escribe sobre la violencia porque es comercial.

¿Cree que eso ha modelado ciertas conductas del público venezolano?

Cuando empezó la televisión en 1953 yo era coordinador en el canal 5, que era la Televisora Nacional, allí hice el Cuento Venezolano Televisado por tres años y el Teatro en el tiempo. Cuando llegaron Televisa (hoy Venevisión) y Radio Caracas Televisión se hacían programas como Anecdotario, donde se mostraba la vida de personajes... de Madame Curie, Chopin, Moliere… hasta yo mismo actué como Schubert una vez. Era otra televisión pero cuando salió el rating empezaron a abusar y decían: Eso no sube cerro, a la gente lo que le gusta es comer basura’. Nos impidieron seguir con lo que estábamos produciendo, esos gerentes son culpables de que la mentalidad del venezolano haya retrocedido.

¿Y en el caso de teatro puede establecer la misma relación?

El Ateneo de Caracas era el único teatro que había en mi juventud; allí estrenábamos las obras de dramaturgos clásicos como Hamlet de Shakespeare, Fuenteovejuna de Lope de Vega o Bodas de sangre de Federico García Lorca, y las salas se llenaban. A veces metíamos unas comedias francesas digestivas y era el día en que menos gente iba. Hoy en día es al revés, la televisión alejó a la gente de la cultura porque piensan que eso es un negocio, que es el dinero de ellos y lo único que les interesa es la plata en vez de la formación del ser humano
 
Cuáles han sido sus personajes más transgresores?

En realidad no veo ninguno que sea transgresor gratuitamente. En esa época no corrían las drogas tan masivas como ahora; quizá “La Garza” que dirige el burdel en El Pez que Fuma era, claramente, una transgresora, pero cuando pinto mis personajes son humanos. Una señora puede sentir que “La Garza” es su hija aunque sea una puta, ¿me entiendes? Lo que me importa son los seres humanos y pienso que ellos pueden estar haciendo ese trabajo, aunque sea malo, pero siguen siendo nobles.

¿Se imagina filmando un remake de alguna película suya?

No se me ocurriría, aunque me lo han ofrecido. Ahorita voy a España, el 17 de marzo, a reunirme por tercera vez con unos productores que quieren hacer un remake de El Pez que Fuma. Primero querían hacerla en Sevilla o en el Barrio Chino de Barcelona; cuando me preguntaron les dije que para mi gusto es mejor en Cataluña porque en Sevilla va a ser una cosa folklórica que me asusta. Hay que ser cuidadoso porque ahí aparece mi nombre.

¿Cuál fue su influencia fílmica más temprana?

De niño viví de Tejar a San Martín, eso ahorita es un estacionamiento al lado del Nuevo Circo, y cerca quedaban el cine América y el Dorado, que eran de andinos amigos de mi abuela. Ellos nos daban una tarjeta para entrar gratis al cine, ahí vi siete veces Sangre y arena con Rita Hayworth y Tyrone Powell, pero mi abuela me llevaba a ver películas italianas y francesas, nunca olvido Les Enfants du Paradis y El muelle de las brumas de Marcel Carné. Cuando veo la fotografía y los ángulos de Caín adolescente, siento que me influenció mucho.

¿Qué consejo suele darle a sus alumnos que desean hacer cine?

Cuando estamos jóvenes nos influenciamos con lo que vemos y leemos. Recuerdo que mi abuela leía en francés y yo le quitaba los libros. A todos mis alumnos siempre les digo que deben leer porque aprender cine es una pendejada, es como manejar un carro, lo importante es qué vas a decir, para dónde va ese automóvil que conduces. Algunos se ponen lentes, sombrero y se disfrazan de directores de cine, pero no saben que lo más importante es tener cultura.

La semana pasada la Villa del Cine pasó al Ministerio de Comunicación. ¿Cree que esto traerá algún cambio en los proyectos de ese ente?

Fue sorpresivo y salió en la Gaceta Oficial de una vez, vamos a tener una reunión para enterarnos realmente de por qué sucedió. A mí me han ofrecido tres veces la dirección de la Villa pero no me puedo convertir en un burócrata, porque lo que me interesa es crear, escribir y dirigir, entonces no acepté.

Sin embargo, es asesor de esa institución...

José Antonio Gómez, el nuevo presidente de la Villa, fue alumno mío y me llamó como asesor, cargo que acepté porque puedo dar consejos y siempre seguiré luchando para que los cineastas tengan libertad. Las reglas siempre han sido que todos los directores se expresen como han querido; es decir, cada cineasta tiene su mundo, por eso uno dirige un policial, otro comedia, romántica, política o social. Si ves la lista de películas producidas por la Villa o el Cnac, hay una gran variedad y pienso que así debe continuar.

Usted dirigió “El Caracazo” y es un gran investigador de ese momento histórico, ¿cree que la actual serie de protestas guarda algún paralelismo con ese febrero de 1989?

Es posible que la gente que quiere volver a tomar el poder ansíe recrear unas condiciones parecidas. Es evidente por todas las cosas que se están haciendo en contra… hubo unas elecciones y se ganaron pero estos dirigentes están haciendo todo lo posible para irrespetarlas y decir que son falsas. Por eso están escondiendo los productos, o encareciéndolos, igual que pasó con Salvador Allende en Chile.

¿Vio la entrega de Leopoldo López a las autoridades?

Pensé que era un chiste cuando lo vi subido a una estatua de José Martí, me pareció un montaje cinematográfico tan bueno como una escena de Chaplin. Es una sátira que él pronuncie un discurso delante de un prócer cubano, todo eso tiene su lado tragicómico.

¿Es posible desarrollar una obra artística crítica desde el poder?

Es muy complicado. En los partidos hay todo tipo de gente, es mentira que en uno todos son Dr. Jekyll y en el otro son Mr. Hyde. Ya sea de izquierda, derecha o centro te encuentras con iletrados y la misma cantidad de gente confundida; para mí, siempre lo más importante es lo humano y la justicia.

¿Qué siente ante las injusticias sociales?

Me remueven y me enervan. Por eso es que trato de combatirlas. Ahora el hombre que era invisible, al que Hugo Chávez le dio voz, es gente importante. Todos somos iguales y todos debemos tener los mismos derechos y oportunidades, eso es algo en lo que siempre he creído.

¿Mantener sus convicciones políticas le ha traído dificultades?

Mi hermana Nancy Chalbaud fue fundadora de Copei y trabajó como secretaria de los presidentes Caldera y Herrera Campins, pero siempre la respeté muchísimo. Nunca hablábamos de política, ni nos peleamos porque las cosas tienen que ser con respeto, no somos unos osos salvajes, sino seres humanos. Si alguien piensa de una manera distinta, les pido que me respete porque pienso de otra, se supone que somos unos seres civilizados.

Mucho se ha discutido sobre el matrimonio igualitario en estos meses, ¿cree que podrá aprobarse pronto?

Bueno, yo ni tuve ni tengo ningún interés en casarme, por eso nunca lo hice. Pero sí hay gente que quiere hacerlo y tiene ese problema, por lo que, en mi opinión, se debe aprobar ya que todos deben tener ese derecho. Eso no puede seguir así.

¿Cómo define al venezolano según su visión artística?

Es una mezcla de muchas cosas porque es muy decidido, seguro de sí mismo, un poco voluntarioso, anárquico pero con deseos de trabajar y vivir. Eso que han inventado de que el venezolano no trabaja es una absoluta mentira, me levanto a las 6:00 am y ya la gente está saliendo a trabajar. Hay que ver la cantidad de horas que trabajábamos en la televisión y la disciplina de la gente.

Sus personajes femeninos son célebres, ¿a qué se debe?

Las mujeres son muy especiales, trabajadoras, maravillosas emprendedoras y han logrado situarse en la sociedad de una manera magnífica. Solucionan las cosas y no se amilanan ante el caos que nos rodea.
 
 
8b279aa683ac458ab339f20ac06acc32.jpg

Perfil

Nació en la ciudad de Mérida en 1931. Desarrolló una importante carrera cinematográfica en Venezuela, fue presidente del Instituto Latinoamericano de Teatro (1965), se le otorgó el Premio Nacional de Teatro (1984) y de Cine (1990).

Entre sus filmes se cuentan clásicos como “Caín adolescente” (1959), “El Pez que Fuma” (1977), “La oveja negra” (1987) y “Pandemónium” (1997), entre otros.

Sus películas han sido exhibidas en certámenes primordiales como el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (que le dedicó una retrospectiva en 1985 y del que fue jurado en 1990), el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Universidad Autónoma de México y la Filmoteca

Díaz, Cabrujas y Chocrón

“En el año 66 en la película Cuentos para mayores
le di el papel de uno de los campesinos que van
al Congreso para protestar, allí trabaja Simón Díaz y, aunque todavía no era una estrella, estuvo estupendo porque era muy gracioso”.

“Después hizo teatro conmigo en El Nuevo Grupo donde monté una versión de El burgués gentilhombre de Molière. Le puse como título El nuevo rico y así fue que Simón se estrenó haciendo teatro. Era maravilloso, muy sencillo y respetaba mucho esa cosa intelectual; por eso consultaba mucho y me pedía que lo dirigiera más, pero era un ser extraordinario”.

“Él le enseñó al chef Ángel Lozano la receta del pisillo de lapa y un día me invitó. Fue una de las comidas más ricas y divertidas que recuerdo”.

“José Ignacio (Cabrujas), Isaac (Chocrón) y yo conseguimos el teatro Alberto de Paz y Mateos y alquilamos la casa del frente para tener las oficinas y la sala Juana Sujo. Al principio iban tres personas el primer día pero logramos hacer un punto con grandes llenos”.

“Éramos jóvenes e insolentes. Cabrujas, Chocrón y yo hicimos Los siete pecados capitales y Triángulo. En los 60 a todos los que éramos de izquierda nos botaron de la televisión, eso me unió mucho con José Ignacio, escribimos siete guiones pensando que iba a salir un productor, pero nunca llegó uno”.

“Cuando murió José Ignacio, Matilde -que era su mamá- estaba al lado del ataúd y me dijo: Se lo llevó el cigarro’, y así fue. Isaac tenía un enfisema y yo lo iba a visitar una vez por semana. Una vez sacó un cigarrillo y le dije que si lo prendía me iba. Si yo no hubiese dejado de fumar en 1985 estaría muerto, pero hay gente brillante que no entiende”.
 
FOTOS: Ángel Obertein


www.ultimasnoticias.com.ve


Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/chevere/espectaculos/roman-chalbaud-seguire-luchando-para-que-los-cinea.aspx#ixzz2s1o7kHc1
24 Feb 2014 08:49:08 pm


Tweet




actor revelaciÓn (joven)

ver mas >>